El Libro

que tienen en sus manos traza el camino vital de una persona valiente que ha sido capaz de caerse siete veces y levantarse ocho ante las adversidades con las que se ha encontrado en su vida para llegar a ser una gran mujer. Macarena Perona nos cuenta su experiencia profesional y personal para que sirva de ejemplo a otros empresarios que quieren emprender su andadura, y lo hace de una manera sincera, humilde y certera. Así, Macarena reconoce en su libro que “aproveché la amenaza y la transformé en oportunidad personal”, aunque hace una advertencia interesante: “Hay que aprender que la suerte se trabaja a diario. Ciencia, trabajo, ilusión, darán el resultado de la ecuación dinero”. Siempre he dicho que el saber, si no se aplica, no vale para nada, y Macarena asume como suyo este principio y otro pensamiento mío que suelo compartir en más de una ocasión con los grupos de personas con los que tengo la oportunidad de charlar e intercambiar ideas: “Divertirme cada segundo con mi trabajo”. Yo, no obstante, quitaría del diccionario la palabra trabajo, porque tiene una connotación que no deberíamos dar por válida. La persona tiene que encontrar su vocación, como ha hecho Macarena, y tener devoción por lo que hace…

Don Tomás Fuertes. Pte. Grupo El Pozo

elpozo.com